PERET

 

PERE PUBILL CALAF, cantaor gitano, de canciones y de la Rumba catalana, más conocido mundialmente con el nombre artístico de PERET, nació en Mataró (Barcelona) el día 26 de marzo del año de 1935, y murió en Barcelona el día 27 de agosto de 2014. Su padre se ganaba la vida como vendedor ambulante de telas y Peret de pequeño le acompañaba en sus desplazamientos comerciales por Cataluña y Baleares, por lo que fue poco a la escuela. Parece ser que aprendió a leer de forma autodidacta fijándose en los carteles publicitarios. Aficionado desde niño a la guitarra y al cante gitano, a los doce años formó un dúo con una prima suya. Se llamaban Los Hermanos Montenegro. Debutaron en el teatro Tívoli de Barcelona, en un festival infantil.


Nuevo control de acceso para la unidad de servicios del
Ayuntamiento de Mataró (Barcelona)


Barcelona, carabela Santa María y monumento a Colón
postal enviada por mi hermano Francisco Ruiz Fuentes
cuando se encontraba en esas tierras (1-07-1963)

 


En 1947, de manera casual, grabó un disco que pasó desapercibido por el mercado, así que sobrevivía como vendedor ambulante. Incluso viajó a Argentina, pero no para cantar, sino para negociar con sábanas. Ocasionalmente actuaba en locales de la costa catalana. Poco a poco, su nombre se fue conociendo en Barcelona. Así, grabó un par de discos que sonaron bastante en las emisoras de la zona. Al poco se casó con Fuensanta, Santa, una gitana de la familia a la que años más tarde dedicaría una de sus más populares canciones: "Mi Santa". A mediados de los 60 dio el salto a Madrid, cuando fue contratado por El Duende, un tablao flamenco perteneciente a Pastora Imperio y Gitanillo de Triana, y ahí se inició su escalada. Algunas de sus interpretaciones, como "El muerto vivo" del colombiano Guillermo González Arenas, empezaron a tener mucho éxito entre gentes de diversa extracción social. Y en este momento ocurrió un fenómeno muy significativo que Manuel Román describió así en su libro Memoria de la copla: "En las discotecas de moda, donde se programa música anglosajona y de los conjuntos españoles de la época, como Los Bravos y otros del género pop, hay de pronto un cambio brusco, pasada la medianoche, que el pinchadiscos de turno aprovecha para que suenen las rumbas de Peret".


Peret Grabaciones En Discophon (1963-1965)


Peret en sus mejores años

 

 
En 1967 grabó "Una lágrima", versión rumbera de un vals del maestro Monreal, que tuvo un éxito fulgurante, convirtiéndose en una de las canciones del verano de 1968. En esta época la música de Peret potente y vertiginosa, con influencias del mambo y del rock and roll sonaba constantemente en emisoras de radio, máquinas de discos, tabernas, casinos, discotecas, guateques, fiestas mayores...En los años posteriores, todas las orquestas incorporan a su repertorio temas como "El gitano Antón", "Don Toribio Carambola", "Saboreando", "¡Lo mato!", "Si fulano fuese mengano", "Chaví", "Canta y sé feliz" (con la que participó en el Festival de la Canción de Eurovisión 1974), "Qué cosas tiene el amor", "A mí las mujeres ni fu ni fa", "Castigadora", "Tracatrá"...Muchos de sus grandes éxitos son derivados de un estilo del son cubano denominado guaracha que influyó en gran medida en la rumba catalana. Ejemplo de esto es la guaracha "Lo mato", del cubano "Ñico Saquito". Peret cuenta que cuando era joven iba a la sala de fiestas Rialto, a bailar los mambos de Pérez Prado, vestido de rockero: para él, la mezcla de música cubana y de rock es fundamental en la creación de la rumba catalana.

 


El bombazo internacional lo dio con "Borriquito" en 1971, con letra y música del propio cantante, que coincidió con el boom del turismo en España, lo que contribuyó a que la canción se popularizara en todo el mundo y en especial Holanda (7 semanas Nº1),y Alemania (dos semanas Nº1). En 1982, de forma imprevista, Pere Pubill abandonó radicalmente su actividad artística e ingresa en la sección barcelonesa de la Iglesia Evangélica de Filadelfia. Durante nueve años ejerció labores religiosas con dedicación exclusiva. Posteriormente, sin dejar su creencia religiosa, cesó en la actividad pastoral y montó una productora discográfica. Desde entonces, reaparece en los escenarios de forma esporádica. En 1992 participó en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona, junto a Los Manolos, Los Amaya y otros exponentes de la rumba catalana. En ella interpretando la canción "Gitana hechicera", dedicada a la ciudad de Barcelona con motivo de los Juegos Olímpicos y que fue uno de los éxitos de ese verano.

 


En 1998 fue galardonado con la Cruz de Sant Jordi. En 2000 graba un nuevo disco Peret: Rey de la rumba, al lado de solistas y grupos de pop como Jarabe de Palo, Carlos Jean, Jabier Muguruza y David Byrne (de Talking Heads). En 2006 participa en el disco homenaje a Joan Manuel Serrat, de título Per al meu amic Serrat (Discmedi, 2006), en el que interpreta el tema a ritmo de rumba "Me´n vaig a peu". En 2007 presenta un nuevo disco con canciones inéditas, de título Que levante el dedo y prepara el libro La Biblia de la Rumba de próxima edición. También en 2007, Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina homenajean a Peret incorporando al repertorio de su gira conjunta Dos pájaros de un tiro el tema El muerto vivo. En el primer concierto de Barcelona en el Palau Sant Jordi, Peret acompaña en el escenario a los dos cantautores. Peret participa en el disco colectivo de La Marató de TV3 en su edición de 2007 con una versión en catalán del tema Live is life (Vine amb mi) del grupo austriaco Opus. En lo personal, en julio de 2008 anuncia la separación con su mujer, tras 50 años de matrimonio. El cantante venía manteniendo una relación sentimental con una cantante de 19 años de la que además es su padrino artístico.

La Academia de la Música premia el compromiso de Peret con la rumba
El cantante de Mataró recibirá el trofeo durante la gala en el Hagen Dasz Calderón de Madrid el próximo 4 de marzo
La Junta Directiva de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música ha decidido, por unanimidad, conceder a Pere Pubill Calaf, Peret, el Premio a Toda Una Vida de la 14ª edición de los Premios de la Música. El cantante catalán recibirá el galardón durante la gala de los Premios, que este año se celebrarán el 4 de marzo en el Teatro Hagen Dasz Calderón de Madrid.  Para la Academia de la Música, "Peret es a la rumba catalana lo que John Lee Hooker puede ser al blues o Dylan al folk electrificado. Es decir, un pionero".  Peret nació en Mataró en 1935, pero se crió en el barrio barcelonés de El Raval. Desde que en 1947 debutara con su hermana Pepita sobre las tablas del Tívoli barcelonés han pasado más de seis décadas de alegría repartida a manos llenas y de ascendiente sobre varias generaciones de artistas: de los Amaya a Estopa y de Las Grecas a Macaco.
Nova cançó
Su aprendizaje se desarrolló en la calle y los mercados, donde acompañaba a su padre, tratante de textiles al que todo el mundo conocía como el Mig Amic. Así titularía Peret uno de sus temas, un tributo a su padre que, en palabras de Manuel Vázquez Montalbán, es la mejor canción de la nova cançó catalana. El niño tenía una vocación musical desconocida hasta entonces en su familia y pronto la guitarra se convirtió en su sombra y su innato gracejo le fue colocando más cerca de las juergas rumberas que del mercadeo de paños.
Fieles palmeros
Igual que a Bob Dylan, a Peret le cambió la vida un accidente de moto que tuvo a los 16 años, y desde entonces comenzó una carrera artística plena. Llegarían las actuaciones en el Teatro Victoria del Paral•lel con sus fieles palmeros, los primeros singles, el traslado a Madrid y la inmensa popularidad de los años 60 y 70. Era una época en que los pinchadiscos de las discotecas apartaban un espacio para sus rumbas. De 1968 data el álbum Peret, que incluía éxitos como Una lágrima, El gitano Antón, Amor a todo gas, y que fue incluido por la prestigiosa revista Rockdelux en la lista de los 100 mejores discos españoles del siglo XX.
Cima de popularidad
En 1974 alcanzó la cima de su popularidad representando a España en el Festival de Eurovisión con Canta y sé feliz; poco tiempo antes, su tema Borriquito había sido número 1 en España, Holanda y Alemania. En los 80 vivió entregado al evangelismo y más tarde a la superación de una grave enfermedad. Peret regresó en los 90 y hasta hoy sigue grabando y cuidando un legado que tiene continuidad. Como muestra el disco de homenaje editado por Chewaka en el 2000, donde hay remozadísimas versiones de sus éxitos en compañía de admiradores de las nuevas generaciones: Ojos de Brujo, Los Enemigos, Fermín Muguruza, Amparanoia y David Byrne.
Repaso de melodías
En el 2009 regaló un repaso a melodías que marcaron su infancia, como Rascayú o María de la O, en el disco De los cobardes nunca se ha escrito nada.
EUROPA PRESS. MADRID, El cantante Peret. Foto: ARCHIVO / ALBERT BERTRAN 

Peret, Hijo Predilecto de Mataró
El pleno del Ayuntamiento ha aprobado conceder por primera vez este título al cantante nacido en la calle de La Palma
El cantante Pere Pubill Calaf, conocido como Peret y natural de Mataró, será nombrado Hijo Predilecto de la ciudad por el ayuntamiento de la capital del Maresme, que nunca había concedido este título hasta ahora. El pleno del Ayuntamiento de Mataró ha aprobado conceder por primera vez este título, que es la categoría más grande entre las distinciones que otorga un consistorio y que sólo puede recaer en personas nacidas en la ciudad con una trayectoria que merezca reconocimiento y agradecimiento oficial.  La primera distinción de Hijo Predilecto que otorga el Ayuntamiento de Mataró se entregará en un acto institucional con fecha todavía para determinar. La decisión de otorgar esta distinción a Peret es el resultado de la iniciativa impulsada el pasado mes de diciembre por la Asociación Cultural Gitana del Maresme, a la cual se sumaron una docena de entidades de la ciudad. Peret es considerado el inventor del estilo de tocar la guitarra conocido como "el ventilador", importante dentro de la rumba catalana. Nacido en la calle de La Palma de Mataró el 26 de marzo de 1935, el músico tienen una larga trayectoria que lo ha llevado a actuar en los mejores festivales europeos y de América Latina. Peret también ha participado en una docena de películas y se ha convertido en uno de los rostros más populares de la música española. En 2004, Mataró ya le rindió un homenaje aprovechando la reurbanización de la calle de La Palma colocando una placa en el número 15, la casa donde nació.
Mataró (Barcelona).(EFE).- 08/03/2011 - Peret, en una foto de archivo LVE/Llibert Teixidó

Peret: el trono se queda vacío
El cantante fallece a los 79 años en Barcelona, un mes después de anunciar su retirada de los escenarios debido a un cáncer de pulmón. Fue el creador y máximo exponente de la rumba catalana.
Peret, figura insoslayable de la cultura popular española del último medio siglo, murió ayer a los 79 años en una clínica de Barcelona donde llevaba ingresado desde finales de julio debido a un cáncer de pulmón. Aunque el debate no ha llegado nunca a zanjarse del todo -su rival, Antonio González El Pescaílla, que en realidad fue su amigo, reclamó afanosamente el certificado de paternidad, y Peret se revolvía como un rey ultrajado cada vez que tenía que recordar con vehemencia que el invento era suyo- fue él, sin duda, Pedro Pubill Calaf, nacido en 1935 en el poblado gitano de Los Corrales, en la localidad barcelonesa de Mataró, el mayor referente de la rumba catalana, o rumba pop, esa música colorista, alegre, espontánea, sentimental y crapulosa a la que, además, aportó la famosa técnica del ventilador, esa manera de tocar la guitarra golpeando la madera de la caja para obtener chispeantes tonos percusivos a la vez que rasgaba las cuerdas. Su vida empezó cerca de la miseria y el hambre, en las antípodas de la gloria que alcanzó en los años 60 y 70, una época en la que se hizo un lugar en el imaginario popular que ya no perdió a pesar de sus temporadas retirado o semirretirado. Durante años, tras llegar a la cima, se dedicó en cuerpo y alma a su familia y a sus labores de predicador de la Iglesia Evangélica de Filadelfia, en la que ingresó después de experimentar una epifanía (en su memoria, de manera literal) a finales de noviembre de 1982. Según relató a Juan Puchades en Peret: Biografía íntima de la rumba catalana, conduciendo su BMW por la Nacional II, camino de Mataró, sintió súbitamente una "felicidad inexplicable" tras ver un "chorro negro" brotando de su pecho, "como cuando sale petróleo de la tierra, disparado". A partir de entonces alternó varias reapariciones y retiradas. La enfermedad le sorprendió cuando ultimaba el lanzamiento de su primer disco íntegramente en catalán y la grabación de uno nuevo en castellano. Hijo de comerciantes ambulantes de Reus, a los que ayudaba desde pequeño, y también tapicero, carpintero y vendedor de aluminio, Peret se empapó desde niño de los cantes de Levante en las tabernas de Mataró, donde siempre había alguien que cogía la guitarra, y podía ser perfectamente su padre, que la tocaba también y muchas veces la llevaba a aquellas tertulias, y ya estaba montada la juerga. El cantante, no obstante, siempre vinculó su creación más al rock -con Elvis Presley vivió un amor a primera vista, y ciertamente hay algo del ritmo y de las soluciones sonoras, del ímpetu febril del primer rock & roll, en sus rumbas- y al mambo radiante de su admirado Pérez Prado, además de a otros elementos melódicos y percusivos de la música cubana. Su manera de cantar sobre ese armazón, aflamencada, hipercastiza, no le bastaba a Peret para entroncar plenamente su rumba con el flamenco, en parte porque le irritaba que los estudiosos la considerasen pseudoflamenco o un mero subgénero aflamencado. Santiago Auserón, siempre atento a las músicas de raíces, escribió que Peret "representa el momento en el que nace el pop español, la naturalidad rítmica del castellano sin complejos, en alterne con los ritmos extranjeros". Las teorías y la taxonomía, naturalmente, llegaron mucho después. Al principio sólo había un niño tocando en su casa y en la calle o, desde los 12 años, con su prima Pepi en el dúo Hermanos Montenegro. A esa edad ofreció ya su primera actuación en solitario, en el Tívoli de Barcelona en un recital presidido por Eva Perón. Poco después comenzó a trabajar con la cantaora La Camboria. En 1962 realizó su primera grabación y con ella se fue a probar suerte a Montevideo y Buenos Aires. Ya había previsto comprarse a su regreso un carrito para vender frutos secos, pero pudo ganarse la vida de otro modo: en su ausencia, ese single con las canciones Ave María, Lola y Recuerda había gustado tanto que las discográficas se pegaban para firmarle un segundo disco. En esa etapa, entre finales de los 60 y durante los 70, llegó su auge, e incluso la fama fuera de España gracias a su participación en festivales y concursos internacionales (en Cannes presentó Una lágrima en 1968; a Eurovisión llevó en 1974 su Canta y sé feliz, que quedó noveno pero se convirtió en otro himno perdurable) y en apariciones televisivas como la que realizó en el exitoso show británico This is Tom Jones que conducía el famoso cantante. En los 80 y 90 su carrera declinó, en parte por incomparecencia, y sólo algunas remezclas de viejos éxitos orientadas a las discotecas lo mantuvieron presente. Fue, aun así, uno de los artistas invitados a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos del 92. Luego protagonizó un par de regresos, de nuevo como un torbellino, apoyados por lo general en colaboraciones con intérpretes vendedores del momento. En todo caso, el trabajo, para este hombre al que no le gustaba llamarse a sí mismo artista, estaba hecho ya. Con canciones como las citadas, y con otras como Borriquito, Y no estaba muerto o Gitana hechicera, entró en la memoria sentimental colectiva de todo un país, y él, que se divertía en sus últimos años ensayando la postura del sabio modesto, sabía que no hay nada mejor que le pueda ocurrir a alguien que se ha pasado la vida en un escenario, haciéndose querer. "Por si acaso", le dijo a su biógrafo, "deja dicho que la gente haga el favor de quererse, que hace falta más amor, que con amor las cosas se arreglan, las pequeñas y las grandes, las del mundo y las de casa".
Francisco Camero, Barcelona | Actualizado 28.08.2014 - Peret./ Efe

VIDEO




peret - el mig amic (galas del sábado)

datos de varias y buenas fuentes periodísticas

Volver   |  ver su entrevista 66 | ver su entrevista 79 | ver su entrevista 194

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003