RUBÉN OLMO
 

RUBÉN OLMO, bailarín y coreógrafo, más conocido con su propio nombre artístico en el mundo de la danza española, de RUBÉN OLMO, nació en Sevilla en el año de 1980. Licenciado en danza española y clásica por el Conservatorio de Sevilla, donde ingresó con nueve años, Rubén Olmo se presenta en la actualidad como un emergente coreógrafo y director de la danza española. Como bailarín ya tiene una amplia trayectoria, cultivada en importantes agrupaciones de esta disciplina de nuestro país. Figuran en sus inicios, el primer Taller Coreográfico de la Compañía Andaluza de Danza, dirigida entonces por María Pagés, y donde ingresó Olmo con catorce años, y la compañía de Javier Barón, donde un jovencísimo bailarín de dieciséis años, debutaba en el espectáculo El pájaro negro, con Belén Maya como bailaora principal.

Un gran bailaor  con arte
desde los pies a la cabeza,
del mejor baile
del flamenco
orgullo de España entera,
considerado por su estilo
de los artistas más grandes,
que en el baile han nacido.

La compañía de danza de Aída Gómez, la producción del Teatro de la Zarzuela El barberillo de Lavapiés y el Ballet Nacional de España, donde ingresó con dieciocho años, llegaron después en la carrera de Rubén Olmo, instalado en Madrid desde 1996. En el BNE destacó pronto el bailarín y poco tiempo después de su llegada a esta compañía, ya interpretaba destacados roles. Algunos de ellos fueron el de bailarín principal en el trabajo Luz del alma, con coreografía de Javier Latorre, y haciendo de Calisto en La Celestina. Un año después se convertiría en solista de esta agrupación. En la actualidad, Rubén Olmo dirige su propia compañía y ha estrenado el montaje Belmonte, la danza


Sevilla,  vista aérea


Sevilla, plaza de D. Juan de Austria, fuente de las 4 estaciones

 


Nace en Sevilla en 1980 y a la edad de 9 años ingresa en el conservatorio de dicha ciudad, donde obtiene el titulo de Danza Española y Danza clásica, entre sus maestros Marisol Delgado, José Manuel Moreno y a la bailora Pepa Coral. Completa su formación asistiendo a clases en las Escuelas de Manolo Marín, Carmen Montiel y José Galván, cursillos con Victoria Eugenia, "Manolote", "Güito", Mario Maya, Javier Latorre, Aída Gómez, Antonio Canales, A la edad de catorce años entra a formar parte del primer taller coreográfico de la Compañía Andaluza de Danza, dirigida por María Pagés e impartido por Javier Barón. Con dieciséis años, ingresa en la compañía de Javier Barón, con el espectáculo “El pájaro negro”, con Belén Maya como bailaora principal. En ese mismo año, 1996, se traslada a Madrid, para seguir estudiando con maestros como Rosa Naranjo, Carmina Ocaña y Aída Gómez. Forma parte de la Compañía de Danza Española de Aída Gómez, con el espectáculo “Estamos solos”, coreografiado por José Antonio, Javier Latorre y la propia Aída. Destacado como bailarín solista en dicho espectáculo. Con dieciocho años, participa en la Producción del Teatro de la Zarzuela “El barberillo de Lavapiés”. En marzo de ese mismo año forma parte del Ballet Nacional de España, dirigido en ese momento por Aída Gómez. En mayo estrena en el Teatro Real como primer bailarín, la coreografía “Luz de alma” coreografiada por Javier Latorre, y “La Celestina” en el papel de Calisto. Al año siguiente se convierte en bailarín solista.


Rubén Olmo


Rubén Olmo en una de sus actuaciones

 


El bailarín Rubén Olmo estrena su propia compañía con el espectáculo 'Belmonte' basado en la vida del famoso torero
El espectáculo, dirigido por Estevan Ferrer, se verá el 30 de junio y el 1 de julio en el Teatro Francisco Rabal de Pinto
El bailarín y coreógrafo sevillano Rubén Olmo estrenará el próximo 30 de junio en el Teatro Francisco Rabal de Pinto el espectáculo 'Belmonte. La danza hecha toreo'. El montaje de esta obra supone el primer proyecto que realiza el bailarín con su recién formada compañía bautizada bajo su mismo nombre. La dirección artística del espectáculo corre a cargo del director de teatro Estevan Ferrer. Rubén Olmo (Sevilla 1980) es, según explicó el director de la obra Estevan Ferrer, el bailarín "más completo" que ha surgido en la escena española de los últimos años. A pesar de su juventud, Olmo ha formado parte de la Compañía de Danza Española, del Ballet Nacional de España como primer bailarín y ha protagonizado las obras 'Luz del alma' y 'La Celestina' en el Teatro Real. La Compañía Rubén Olmo nace con un elenco de 20 artistas formado por músicos y bailarines procedentes del Ballet Nacional y de otras compañías españolas como la de Joaquín Cortés. Según explicó Ferrer, esta no va a ser una compañía "al uso" ya que está compuesta al completo por "primeras figuras". El espectáculo de música y danza 'Belmonte' supone la primera puesta en escena de esta compañía en lo que pretende ser, según explicó su director, una "aproximación antropológica" a la figura del "icono del toreo" Juan Belmonte. Estevan Ferrer se enfrenta con esta obra a su primera experiencia como director de danza después de veinte años dedicados al montaje teatral.
BELMONTE ÉPICO
El montaje, explicó Ferrer, está basado en la presencia "solitaria" del torero en la plaza. La representación bailada de la vida del torero no resulta un viaje exhaustivo por los hechos, lugares y personajes que formaron parte de la vida de Belmonte. La danza y la expresión corporal recrean sobre el escenario los sentimientos y los vaivenes internos del torero a raíz de los acontecimientos más significativos de su existencia. Para ello, Olmo selecciona ocho momentos de la vida de Belmonte y los convierte en ocho escenas claves que configuran un homenaje al que, según Olmo, es "el padre" del toreo. La narración supone también un recorrido por la historia de la danza y la música españolas desde finales del siglo XIX hasta la actualidad. La coreografía se apoya en sonidos tradicionales que van desde la música con toques arabescos, pasa por las guitarras barrocas, por la percusión, el cante y la guitarra flamenca, los pasodobles, las canciones de Celia Gámez y acaba con una muestra de la música flamenca más contemporánea. Olmo ha querido que la obra no trate "sólo de flamenco". La representación posee, según explicó Olmo, un ritmo "vertiginoso", donde 14 bailarines se reparten por un espacio de escenografía "sencilla" y "muy teatral". Los ambientes se recrean con juegos de luces y con un vestuario formado por "más de 100" trajes.
APOYO A LA DANZA
Rubén Olmo reclamó "mayor atención" a la danza por parte de la administración y los responsables de los festivales que se celebran en España. Según explicó el bailarín, el interés de los especialistas debería pasar por una mayor atención al trabajo de los bailarines y a una mayor implicación en el "proceso creativo" con visitas a ensayos y atención a las "nuevas propuestas". Olmo se definió como un bailarín "investigador" que proyecta sus espectáculos con "tiempo y elaboración" bajo la "obsesión" por innovar. El bailarín solicitó mayor atención para los jóvenes que lo "único" que tienen es "dedicación y formación". Tanto el director como el protagonista de 'Belmonte' esperan que tras el estreno en Pinto el próximo 30 de junio, el espectáculo despierte el interés del público que le dé el empujón definitivo para concretar la gira por España.
MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Rubén Olmo lleva al Festival de Jerez su 'Tranquilo alboroto'
El sevillano trae al Villamarta un espectáculo en el que reflexiona sobre el ejercicio de la danza
Un total de 16 artista en escenas y la agrupación musical San Juan de Jerez son los elementos necesarios e imprescindibles para que el bailarín y bailaor sevillano Rubén Olmo, nacido hace 30 años, haga balance vital y, de paso, reflexione sobre las diferentes aristas que conforman el ejercicio de la danza: el sacrificio, la fe, la constancia, las ansias de libertad... De todo ello habla Tranquilo alboroto, el ambicioso primer trabajo de este artista que se presenta hoy en el Teatro Villamarta, dentro del marco del XV Festival de Jerez. Después de alzarse con el Giraldillo a la mejor coreografía de la pasada Bienal de Flamenco de Sevilla, Rubén Olmo trae a la muestra jerezana de baile flamenco y danza española una íntima y personal reflexión, a modo de autobiografía, que también le sirve para detenerse a homenajear a los grandes artistas que le han marcado durante su trayectoria artística -en especial, la racial Manuela Vargas, una de las grande escenas de las diez que integran la propuesta-.  En Tranquilo alboroto, el bailaor se embarca en una indagación continua y comparte con el público sus experiencias y exploraciones artísticas. En el nutrido elenco artístico que conforma el espectáculo hay, Olmo ha encontrado sitio para la gaita, la guitarra o la percusión.
Redacción/cádiz | Actualizado 02.03.2011 – en la foto, Rubén Olmo.

VIDEO



Rubén Olmo - Belmonte (Saeta)
 

 
Enlace  http://www.danza.es/biografias/biografia.2007-03-28.9428299868 ,   +    http://www.corraldelamoreria.com/rubenolmo.html    poema de José María Ruiz Fuentes

Volver  

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar