MENÚ PRINCIPAL

Inicio

Presentación

Cantaores

Guitarristas

Bailaores/as

Estilos del cante

Canción Española

Datos Flamencos

Dedicatorias

Entrevistas

Historias

Homenajes

Poesías

Recitales

Recordando Cantaores

Tertulia Flamenca

Noticias

PROGRAMAS DE RADIO

Arte y Compás

Escuela del Cante Flam.

Programa Cadena SER

Programa de radio

AUDIOVISUALES

El saber del Cante

Fotografías

Galerías

Títulos

Videos

CONTACTOS

Libro de visitas

Notas

Tablero de Anuncios

Contacto

Links

ACCESOS DIRECTOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ARCHIVOS H    | A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | 

Listados de cantaores/as

Listados de bailaores/as

Listado de guitarristas

Listado de la canción española

Listado de entrevistas

Archivos

Paginas de archivos noticias diarias

Cultura y Espectáculos

Listado de cantaores por orden alfabético

A  B  C  D  E  F  G  I  J  K  L  M  N  Ñ  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  Y  Z

Paginas | 1


José Manuel Gamboa rescata la memoria de Sernita de Jerez
Flamenco por Fermín Lobatón.  Justo en el año en el que se cumplen cuarenta de la legendaria grabación Canta Jerez (Hixpavox, 1967), en la que el cantaor jerezano dejó impreso su canónico cante por cabales, el escritor e investigador del flamenco José Manuel Gamboa llama a rebato al rescate de su memoria y de su arte con el libro que, no sin intención, ha titulado ¡Vamos a Acordarnos! Sernita de Jerez. La memoria cabal de su casta (Ediciones Carena, Barcelona, 2007). Cuenta Gamboa que la historia de El Serna le venía rondando desde años atrás, ocupándose de hacer sonar sus cantes en el programa que comparte con Juan Verdú en Onda Madrid o reeditando sus grabaciones descatalogadas, como hizo en la reciente Enciclopedia de los estilos flamencos de la A a la Z o en la serie El Flamenco es Universal (volumen 45). Pero escribir un libro sobre el artista, a pesar de la insistencia de su familia, era algo a lo que se mostraba reticente, pues había profesionales que lo habían tratado y que le parecían más adecuados para hacerlo. Así pensaba hasta que ocurrió un hecho que le haría cambiar de opinión. Un día, el guitarrista Curro de Jerez, hijo de Sernita, le entregó una bolsa de plástico con varias cintas de casete, algunas sin ni siquiera estuche: "Escúchalas", le dijo Curro a Gamboa. Cuando el escritor colocó la primera de ellas en la pletina lo que escuchó fue lo siguiente: "Hoy es día 24, Nochebuena, y estamos la familia reunida en casa de mi madre, en Madrid, en la calle Laurel, que son las siete y media de la tarde. Y nadie puede hablar, porque todo el mundo empieza a llorar. Pero en el libro no van a salir las lágrimas, van a salir páginas escritas, y tenemos que hablar cada uno lo que sepamos de él, para que Manuel lo ponga y que el mundo sepa quien fue papá". Sin duda, ese rentoy familiar le hizo cambiar de opinión y Gamboa se puso manos a la obra. "Era una de esas proposiciones que no se pueden rechazar", afirma. Efectivamente, ese testimonio familiar, en el que intervienen sus hijos, el citado Curro, Fernando, Luisa… constituye la columna sobre la que Gamboa ha construido la biografía y trayectoria artística del cantaor: "Ordenando y anotando los recuerdos familiares -relata-, construí el chasis, por decirlo a lo mecánico, de la semblanza. He intentado reconstruir la vida y revisar y resaltar la obra de ese inmenso artista jerezano que se nos fue demasiado joven para disfrutar de las mieles a que por su arte estaba destinado". El libro, sin embargo, no se queda en ese mero relato de vida del artista, sino que incide y reflexiona sobre los distintos aspectos que la acompañan: la dura vida de las fiestas de los señoritos, su trabajo como cantaor para el baile, para los tablaos y, sobre todo, en ese afán de resaltar su obra, su condición de cantaor largo y cabal al que, especialmente en su tierra, no se le ha reconocido de la forma que se merece, un lamento que nace de la misma familia del artista y que encuentra eco en un sin fin de voces. No en vano, el título de la obra obedece al comentario de Diego Carrasco, que firma el prólogo de la obra, sobre el cantaor "más olvidado". Y, si ese era el objetivo, el de rescatar y resaltar su obra, se puede afirmar que el autor lo consigue de largo, que pronto le entran ganas al lector de reescuchar lo poco que de Sernita se encuentra y disfrutar de un cante tan gitano y de tan amplios registros a un tiempo. Por lo demás, la obra se lee como lo que es, un amplio y ameno reportaje construido a base de múltiples piezas que el autor toma de aquí y allá: opiniones de otros artistas, transcripciones de programas de radio o el amplio estudio y revisión de la genealogía de su estirpe que reconstruye basándose en las investigaciones del jerezano José Manuel Martín Barbadillo. Y siempre, volviendo en uno y otro capítulo, las voces de sus hijos recordando. ¡Vamos a acordarnos!, pues
.
Lunes, 15 de Octubre de 2007

Manuela Vargas es despedida por familiares y artistas de su generación
La bailaora sevillana Manuel Vargas, fallecida en Madrid el viernes pasado a los 65 años de edad, fue enterrada hoy en el cementerio de San Fernando de Sevilla, donde fue despedida por familiares, amigos y numerosos artistas de su generación. Una mañana plomiza y lluviosa, en uno de los primeros días del siempre tardío otoño sevillano, sirvió para despedir a la bailaora que el año pasado recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y que, pese a haber residido muchos años en Madrid, expresó a sus familiares su deseo de ser enterrada en su tierra natal. Entre el centenar de asistentes al entierro no había ninguna autoridad municipal ni autonómica, si se exceptúa al director de la Bienal de Arte Flamenco de Sevilla, Domingo González, quien ha acompañado a los familiares de la fallecida y, en declaraciones a Efe, ha resaltado la conexión que entre baile y danza tuvo siempre el recorrido artístico de Manuela Vargas. Sus hijas Rocío y Macarena y su hermana Carmen, cuyo nombre artístico como bailaora fue "Bolo", han sido algunos de los familiares de la bailaora que han asistido al cementerio, junto a numerosos artistas como Antonio Fernández "Fosforito", Josefa Cotillo "La Polaca", Matilde Coral, Cristina Hoyos, Manuel Marín y Salvador Távora, entre otros. El coreógrafo y maestro del baile Manuel Marín fue, de los artistas que hoy asistieron al entierro, uno de los que más relación sostuvo con la fallecida, a quien conoció en sus juveniles tiempos de "El Guajiro", donde una adolescente Manuel Vargas se dio a conocer como artista. Manuel Marín le hizo las coreografías de la "Fedra" que Manuela protagonizó bajo la dirección de Miguel Narros, y ha dicho de ella a Efe que "aunque suene a tópico, era excepcional porque nunca fue una bailaora de estudio, era irrepetible y nunca hacía dos veces lo mismo; aunque no fuera una bailaora muy técnica era todo a la vez, flamenca y contemporánea, era Marta Graham y era Carmen Amaya; tenía algo que no se aprende". Entre las coronas que acompañaron el féretro había una que hacía referencia a otra de sus interpretaciones de un personaje clásico, ya que una de las bandas decía: "Medea, no te olvidamos. Antonio Alonso, tu Jasón". La bailaora y coreógrafa Cristina Hoyos la ha calificado hoy de "estupenda, maravillosa y gran profesional" y ha recordado que cuidaba todos los detalles y salía a bailar "como nos gusta en Sevilla, muy arreglada y muy bien planchada", mientras que otra maestra de bailaoras, Matilde Coral, que conservó la amistad con la fallecida hasta el último momento, ha seguido al pie el cortejo fúnebre, pese a sus dificultades físicas. El actor Roberto Quintana, que hizo con Manuela una "Doña Rosita la Soltera", también de Narros, la ha calificado de "una persona muy especial", mientras que el dramaturgo Salvador Távora la ha descrito como un artista "de cuerpo entero" y como "una bailaora actriz de la distinción", ya que ha asegurado que tuvo "un sello de distinción". Fosforito ha destacado el acento "muy dramático" que Manuela imprimía a sus actuaciones, y La Polaca la ha calificado de "una gran bailaora, artista y amiga. El cantaor Curro Fernández ha afirmado que "era una diosa en el baile, porque lo tenía todo" y, en declaraciones a los periodistas se quejó en el cementerio de que no hubiera asistido ninguna autoridad, "ni siquiera las de Cultura, que luego hablan tanto del flamenco". La esposa de Curro Fernández, Pepa Vargas, ha señalado que "era la mejor del mundo por como bailaba, por como vestía y por como era... era una señora".
Lunes, 15 de Octubre de 2007. Efe, diario de Jerez
Cristina Hoyos y Matilde Coral, junto a la hermana de Manuela Vargas,
conversan en el cementerio de San Fernando durante el entierro de la bailaora.
/Julio Muñoz

Ha muerto Manuela Vargas, una gran leyenda del baile
JEREZ. Se puede decir que es la última leyenda del baile en desaparecer. Una leyenda de baile puro, clásico, eminentemente flamenco, en su línea más ortodoxa. Manuela Hermoso Vargas, Manuela Vargas para el mundo del arte, sevillana, nacida en 1941, acaba de morir víctima de esa terrible enfermedad que todos tememos y nadie quiere llamar por su nombre. Hacía tiempo que estaba enferma y a sus 65 años nos acaba de dejar para siempre. Manuela fue una mujer con gran vocación de bailaora, desde que, muy niña aún, se iniciara en la célebre academia de Enrique el Cojo, de donde pasó al mítico tablao sevillano 'El Guajiro', donde también comenzarían su carrera la gran maestra Matilde Coral y otras grandes figuras del baile. En Jerez, la vimos bailar muy pocas veces; la última en el Villamarta, antes que se cerrara, con su espectáculo 'La Petenera y El Sur', al final del cual tuvimos ocasión de saludarla y recordar con ella, cuando en el año 1969, en la Terraza Tempul, la Cátedra de Flamencología le entregó la insignia de Dama Cabal de la Orden Jonda, al mismo tiempo que el catavino de plata del Premio Nacional de Baile, junto a sus compañeros Antonio Núñez 'Chocolate' y Manuel Morao, que recibirían los premios nacionales de cante y de toque, respectivamente. Manuela era la misma elegancia en persona; tanto bailando, como vistiendo; en los escenarios y en la calle. Tenía fama de ser una mujer muy distinguida. Sobria, pero elegante, en su porte y en sus maneras, siempre derrochando clase y señorío. Y lo bailaba todo: especialmente sus grandes creaciones por caña, peteneras, seguiriya y mirabrás, con los que tantos éxitos alcanzó. Con 22 años, recibió en París, el año 1964, el Premio Internacional de Danza del Teatro de las Naciones. Y ahí empezó su leyenda de gran bailaora. Un año después, debuta en Madrid y, seguidamente, da el salto a Nueva York, Latinoamérica, Londres y otras grandes ciudades del mundo. En los ochenta colabora con el Ballet Nacional haciendo 'Retrato de una Mujer' y la 'Medea', del maestro Granero. En 1994, Salvador Távora y José Antonio Ruiz la llevan en su espectáculo 'Cachorro', triunfando al frente de los Ballets Españoles. Surge entonces la fatídica enfermedad que la obliga abandonar los escenarios. Después haría breves apariciones. Entre ellas, en la película de Almodóvar 'La flor de mi secreto', y con motivo del XX aniversario del Ballet Nacional, con el que baila una vez más; rindiéndosele un gran homenaje en el Día Internacional de la Danza del año 2000, y recibiendo de manos del Rey, en el 2006 la Medalla de Oro de las Bellas Artes, con cuya suprema distinción culminaría su vida artística, ya practicamente retirada por completo. El baile genial de esta gran señora de la danza, considerada la última gran leyenda del mejor, más puro y ortodoxo baile flamenco, ha quedado recogido para la posteridad en vídeos como 'El Angel. Capítulo III'; en dos capítulos de 'Ritos y Geografía del Baile Flamenco' y en 'Cante grande', junto a su mejor cantaora, la inolvidable Fernanda de Utrera, con la que grabó, además, un disco de baile, titulado 'Flamenco puro', en 1967; en el que también le cantaban Fosforito, La Bernarda, La Inés y El Turronero, con las guitarras de 'Habichuela' y Juan Maya 'Marote'. Ahí quedó, impresionado para la eternidad, el sonido del inolvidable buen baile de Manuela Vargas, por tientos, mirabrás, bulerías, rumbas, seguiriyas, martinete con debla y una prodigiosa soleá. No tengo más remedio que rememorar su elegante y airosa figura de cimbreante junco de ribera; tan garboso y gallardo en el braceo, como en sus movimientos, posturas y escorzos. Dios la tenga en su gloria.
 Domingo, 14 de Octubre de 2007. JUAN DE LA PLATA

Fallece a los 65 años la bailaora Manuela Vargas
SEVILLA. La bailaora sevillana Manuela Hermoso Vargas, cuyo nombre artístico era Manuela Vargas, falleció ayer en Madrid a los 65 años, y tras luchar contra una larga enfermedad, según confirmaron fuentes familiares de la artista, que el año pasado fue reconocida con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Manuela Vargas actuó en 1962 por primera vez en Madrid, en 'El Duende', y un año más tarde obtuvo el premio internacional de Danza, mientras que en 1965 actuó en el pabellón español de la Feria Mundial de Nueva York. En 1980 ingresó en el Ballet Nacional, y fue la protagonista de montajes como 'Medea', 'La Petenera', 'El Sur' y 'Fedra', y también protagonizó, en 1969, la película de Jaime Camino 'España otra vez'. La veterana bailaora sevillana Matilde Coral, amiga de la fallecida y con la que hablaba por teléfono todas las semanas, ha dicho que Manuela "tenía un estilo muy particular, tan particular que no se parecía a nadie; bailaba como Dios le daba a entender". "Había que tener valor para bailar con ella, porque se ganaba el aplauso y la simpatía del público de inmediato", ha asegurado Matilde Coral, quien también ha destacado que su época "fue una de las más bonitas del flamenco, porque salían artistas como varas de nardos de derechas".
Sábado, 13 de Octubre de 2007.diario de Jerez
Muere Manuela Vargas, la gran trágica del flamenco
Manuela Vargas, una de las bailaoras más personales que ha dado Andalucía, murió ayer en Madrid víctima de un cáncer que la mantenía desde hace tiempo retirada de la vida pública. Nacida en 1941 en el barrio sevillano de la Macarena, el baile ha sido siempre su gran vocación. De niña estudió con el maestro Enrique El Cojo y los tablaos El Guajiro de Sevilla y, más tarde, El Duende de Madrid la curtieron en esta difícil profesión a la que ella aportó un estilo personalísimo y una figura estilizada, con pocas curvas, que pronto sería conocida y admirada a nivel internacional. Sin poseer una técnica demasiado depurada, Manuela tenía la expresividad trágica de las grandes actrices mediterráneas y eso la llevó a convertirse en una de las mejores intérpretes del teatro flamenco que empezaba a florecer en los años sesenta para afianzarse y triunfar definitivamente en la de los ochenta. En 1963, ya en posesión del Premio Internacional de Danza de París, creó su primera compañía y, de la mano del director teatral José Monleón, compuso su Antología Dramática del Flamenco. Así comenzaron sus giras internacionales y sus premios -el de la Cátedra de Flamencología de Jerez en 1969, el Nacional de Teatro en el 70...- aunque sería Eurípides el encargado de sacar de ella sus mejores dotes interpretativas. Tras entrar en 1980 en el Ballet Nacional de España, fue Medea uno de sus personajes más logrados. La feliz unión entre la coreografía del maestro José Granero -recientemente fallecido también él-, la música de Manolo Sanlúcar y la dirección escénica de Miguel Narros en 1984 le ofrecieron el marco ideal para dar rienda suelta a un temperamento que pocas veces se había podido ver en una profesional del baile flamenco. Tanto es así que, cuando Salvador Távora decide acometer Las Bacantes con La Cuadra, en 1987, la llama para interpretar el papel de Ágave, la madre del rey de Tebas, Penteo. La pieza de Eurípides se convirtió en una de las mejores creaciones de Távora y los que tuvieron la suerte de contemplar la melena flotante de la Vargas en aquella tremenda noria que giraba y giraba como los destinos de los hombres saben que que ha habido pocas imágenes con esa fuerza. De nuevo en Madrid, Manuela Vargas siguió con su trabajo teatral, en el que también destacan sus intervenciones en Coronada y el toro de Francisco Nieva, Don Juan Tenorio de Narros, el Sueño de una noche de verano de Lindsay Kemp y, sobre todo, la Fedra que protagonizó de nuevo con Miguel Narros. Y, por otra parte, siguió bailando coreografías de José Granero (La petenera, El sur, etc.) y de otros grandes maestros de estos años hasta que, ya retirada del baile, Pedro Almodóvar decide contratarla de chacha en La flor de mi secreto, como madre de Joaquín Cortés. Un poco dolida por el olvido en que su ciudad la ha tenido en muchas ocasiones, el cuerpo de Manuela Vargas vuelve por última vez a Sevilla, donde será enterrada hoy mismo en el cementerio de San Fernando, acompañada de muchos compañeros y amigos y, sobre todo, del cariño que , dentro y fuera de la profesión, ha sabido ganarse con su carisma y su gran humanidad.
Sábado, 13 de Octubre de 2007.  ROSALÍA GÓMEZ  diario de Cádiz

Fallece la bailaora sevillana Manuela Vargas
SEVILLA. La bailaora sevillana Manuela Hermoso Vargas, cuyo nombre artístico era Manuela Vargas, ha fallecido en Madrid a los 65 años de edad, según han confirmado fuentes familiares de la artista, que el año pasado fue reconocida con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Manuela Vargas actuó en 1962 por primera vez en Madrid, en El Duende, y un año más tarde obtuvo el premio internacional de Danza, mientras que en 1965 actuó en el pabellón español de la Feria Mundial de Nueva York. En 1980 ingresó en el Ballet Nacional, y fue la protagonista de montajes como ‘Medea’, ‘La Petenera’, ‘El Sur’ y ‘Fedra’, y también protagonizó, en 1969, la película de Jaime Camino ‘España otra vez’.  La veterana bailaora Matilde Coral, amiga de la fallecida y con la que hablaba por teléfono todas las semanas, ha dicho que Manuela "tenía un estilo muy particular, tan particular que no se parecía a nadie; bailaba como Dios le daba a entender". "Había que tener valor para bailar con ella, porque se ganaba el aplauso y la simpatía del público de inmediato", ha asegurado Matilde Coral, quien también ha destacado que su época "fue una de las más bonitas del flamenco, porque salían artistas como varas de nardos de derechas". La también bailaora Milagros Menjíbar coincidió con Coral al destacar que el estilo de Manuela Vargas era "tan personal que no se parecía a nadie". Menjíbar ha añadido que "era una mujer de raza, porque no hace falta ser gitana para ser de raza, y su cara y su cuerpo eran puro fuego cuando se ponía a bailar" y no resaltaba tanto técnicamente "como por la categoría que tenía, era muy señora en el flamenco y en el escenario, y la sensibilidad que tenía y lo buena gente que era lo transportaba a su manera de bailar". Manuela Vargas comenzó a bailar desde niña en ferias y fiestas familiares, y pronto, a los 12 años, la contratan en el tablao de Sevilla El Guajiro, de modo que su formación fue autodidacta, hasta que a los 16 años entró en la academia de Enrique ‘El Cojo’. Tuvo dos hijas, creó su propia compañía en 1963, con la que representó el espectáculo de José Monleón ‘La antología del Flamenco’, con el que obtuvo el Premio Internacional de Danza. Alejada de los escenarios durante unos años, volvió a bailar a finales de los años setenta, en 1980 realizó su espectáculo ‘Andalucía flamenca’, y el mismo año ingresó en el Ballet Nacional, con el que destacó por su actuación en "Medea" 1984, recreación para danza del mito clásico, con guión de Miguel Narros, música de Manolo Sanlúcar y coreografía de José Granero. Años después, en 1984, abandonó el Ballet Nacional por desavenencias con su directora, Maria de Ávila, y fundó su propia compañía con la que en 1986 montó los espectáculos ‘La Petenera’ y ‘El sur’, junto a José Granero. En abril de 1989 comenzó sus representaciones en el Teatro Español de Madrid de la obra de Lorca ‘Así que pasen cinco años’, en la que se contaba entre las principales figuras
Sábado, 13 de Octubre de 2007. diario de Sevilla

El cante en Jerez, una historia de pasión
Jerez es una de las zonas más relevantes de la geografía flamenca. No sólo por la cantidad y calidad de sus intérpretes, también por los estilos que le están asociados (bien por mor del nacimiento, bien por la excelencia que su interpretación ha alcanzado en la ciudad del vino): así, las bulerías y las seguiriyas. Aunque en Jerez se cultivan, y se han creado variantes, de tangos, soleares, etc, son estos los estilos que hoy más se asocian a la ciudad. Un extenso repertorio de cantes y cantaores. Eso es este libro, que sigue la estela de lo que hace un par de décadas hizo Ríos Ruiz en Cantes y cantaores de Jerez. El libro se inicia, con buena lógica, con el jaleo y su presencia en los teatros decimonónicos, para seguir con la presencia del romancero en la ciudad y atacar ya los primeros nombres cantaores que la tradición sitúa en la ciudad: Tío Luis el de La Juliana, Manuel Molina, El Loco Mateo y Paco Valencia. Analiza las variantes de los grandes creadores por soleá como La Serneta, Frijones, Carapiera, Teresa Mazantinni y Tío José de Paula. Ya en pleno siglo XX, Castaño nos sumerge en la obra y el legado de Antonio Chacón y Manuel Torre. Decisivos ambos, el primero con más predicación fuera que dentro de la ciudad jerezana. El segundo, el gran paradigma, gracias, entre otros, a Mairena, del cante jerezano actual. Con la historia flamenca del siglo XX jerezano se inicia uno de los capítulos más interesantes de este libro, que es el análisis minucioso de las grabaciones, el único testimonio oral al alcance de todo hijo de vecino. La exhaustiva datación, el análisis de estilos y variantes, etc, son, como digo, lo mejor de esta obra. A la de Chacón y Torre siguen en este análisis las obras de José Cepero, poeta del cante y presidente del sindicato de cantaores flamencos durante la II República, Juan Mojama, Niño Gloria, etc. También las aportaciones de las mujeres: Isabelita de Jerez, Tía Anica la Periñaca, etc. El cante jerezano actual está dominado por la presencia de una generación, la que eclosinó a finales de los cincuenta y primeros sesenta: El Borrico, Sernita, La Paquera, Fernando Terremoto, Sordera, Chocolate y Agujetas. De todos ellos hace José María Castaño un bosquejo biográfico y un análisis de su estética y contribución a este arte. El cante de los últimos tiempos exige un importante capítulo dedicado a los que emigraron al Madrid de los tablaos y las compañías de baile en los setenta y ochenta: Mercé, los hijos del Sordera y otros
Miercoles, 10 de Octubre de 2007. diario de Sevilla

Vicente Soto prepara un documental acerca de 'La saga de los Sordera'
JEREZ. El cantaor jerezano Vicente Soto 'Sordera' entra estos días en la fase final de la realización de un documental sobre su familia, 'La saga de los Sordera', una producción audiovisual que está siendo dirigida por Rafael Alcázar y en la que el propio artista hace de introductor de la historia a narrar. Según manifestó a Diario de Jerez Vicente Soto 'Sordera', "el documental trata sobre una saga de cantaores de casi dos siglos de antigüedad. Nos remontamos a los tiempos de Paco 'La Luz', La Serrana, El Sordo 'La Luz' y El Niño Gloria y desde ahí vamos hacia delante, va pasando el tiempo y llega el momento en que nos centramos mucho en la figura de mi padre, Manuel Soto, y en nuestros orígenes, y mucho también en el barrio de Santiago y en ese flamenquerío que tiene y que le hace tan especial". Según reconoció el propio cantaor a este medio, "la realización del documental nos está deparando algunas grandes sorpresas". Entre ellas, Vicente Soto pone como ejemplo el hecho de que haya conocido de primera mano las condiciones en la que sus mayores se ganaban la vida. "¡Las fatiguitas que pasaron nuestros mayores en las gañanías, cómo vivieron en los campos…!", relata con ciertas carga de asombro y de dolor, a la vez que dice que esas penas "se las callaban estos señores y las dejaban para sí". El documental en sí está enfocado en la ortodoxia del cante de la susodicha saga, desde sus orígenes hasta el propio Vicente Soto 'Sordera', uno de los cantaores jerezanos de mayor proyección en la actualidad flamenca. El documental está previsto que se estrene la próxima primavera en Madrid, "si bien tampoco se puede asegurar al cien por cien la fecha exacta ya que todos sabemos cómo son estas cosas de los audiovisuales y cualquier detalle te provoca un retraso. Pero, la verdad, es que vamos muy bien de tiempo". La saga de los Sordera', que podría ser el nombre del documental, será presentado en Francia tras pasar por la capital española. También cabe destacar que el estreno se realizará en cines, si bien hay constancia de que ya hay contactos con diversas televisiones para que pueda ser emitido por capítulos. "Lo que he podido comprobar, dice 'Sordera', es que la gente que ha visto lo realizado se emociona hondamente, es muy hermoso, es profundo La familia de los Sordera ha sido ampliamente seguida por los amantes del flamenco. Un buen ejemplo es el libro Manuel Soto 'Sordera de Jerez'. La elegancia del duende, escrito por el flamencólogo jerezano José María Castaño Hervás. Por otro lado, cabe destacar que 'Sordera' es, ante todo, un hombre inquieto. Es por ello que en la actualidad lleva por delante tres proyectos realmente interesantes. De un lado, el ya referido documental basado en su saga familiar, de otro un disco que será producido por Diego Carrasco y con la colaboración de Moraíto y Diego del Morao. Para terminar, se encuentra en plena fase de diseño de un espectáculo que, a partir de enero, le llevará al otro lado del 'charco', concretamente a Argentina. Se trata del espectáculo 'Entre dos mundos' en el que estará acompañado de artistas tan destacados como Silvio Rodríguez y Tata Cedrón. "Será un intercambio cultural entre las dos orillas del Atlántico. Aquí también llegaremos y ojalá podamos ofrecer el espectáculo en el Teatro Villamarta". De otro lado desea que el día 18 de octubre llegue cuanto antes para recibir en su barrio de Santiago la insignia de oro de la Peña 'Tío José de Paula'. Después, al día siguiente, los compromisos profesionales le llevarán por Torrent (Valencia), Córdoba, Sevilla y Huelva.
Martes, 9 de Octubre de 2007. diario de Cádiz, MANUEL MOURE

Con el flamenco hacia 2012. Para que no decaiga
Durante el mes pasado, no ha sido extraño el caso de que me parase gente por la calle para decirme que ¡qué bien lo del flamenco!, que se lo habían pasado genial con lo que habían visto, y qué bueno era lo que teníamos en Cádiz, entre otros bienintencionados elogios. Naturalmente, se estaban refiriendo a todo lo que flamencamente aconteció en las calles de la capital de forma paralela a la celebración del Congreso Internacional que tuvo lugar en la ciudad durante los primeros días de septiembre. Ya se sabe, cante desde los balcones, baile en las plazas, nuestros artistas retratados alegrando las calles… a lo que hay que sumar el estreno del espectáculo Cádiz, toda una inyección de autoestima para los artistas, aficionados y público en general. Ese estado cercano a la euforia causado por la percepción del flamenco tiene que ser recibido, de forma obligada, con toda su carga positiva; pero, a la vez, con todas las prevenciones, por mor de que la imagen recibida corra riesgo de ser un simple espejismo que no se traduzca en hechos reales posteriores. Que el flamenco estaba aquí desde siempre es algo que saben muy bien sus protagonistas y sus aficionados; otra cosa es que se apoyase o programase con regularidad. Cádiz ha sido un enclave capital en la génesis y desarrollo de los estilos flamencos con creadores que son identificados con esta ciudad en todo el mundo en que se sigue este arte. Y si es cierto que ha pasado por años de sequía de artistas, un tiempo en el que las manifestaciones han subsistido más en el ámbito familiar, también es de reseñar que, en las últimas décadas, hemos asistido al nacimiento de una interesante generación de artistas jóvenes que vuelven a llevar el nombre de Cádiz con la dignidad que se merece. Otra cosa es que la mayoría se haya formado, esté viviendo o trabajando fuera de la ciudad, algo que -por lo demás- tampoco es extraño y que sucedió con otros artistas en otro tiempo.Lo del pasado septiembre estuvo muy bien, como bien han estado las iniciativas que hasta ahora se han desarrollado desde el centro flamenco de La Merced. Lo que ocurre es que uno se ha vuelto desconfiado y duda de que el apoyo o la programación de flamenco no se vaya a quedar en la excepción de esos días. Por ello se me ocurre mirar al futuro para que la cosa no decaiga. Si parece que hacen falta eventos para descubrir o redescubrir -según que casos- que el flamenco es un elemento cultural de primer orden y un potencial factor de riqueza por aquello del turismo cultural, ya tenemos en el horizonte una fecha y evento a la que engancharnos: 2012. ¿Les suena? Desde hace unos meses, funciona en la ciudad una amplia mesa que se enclava dentro de la Oficina de Rehabilitación del Casco Antiguo, algo que desde la Consejería de Obras Públicas y Transporte se mira con una óptica que va más allá de la mera rehabilitación física. Esta mesa, que por los objetivos que se plantea se denomina Señas de Identidad. Cádiz e Iberoamérica hacia 2012, cuenta con una amplísima representación de todos los sectores ciudadanos y a ella ha sido invitado el flamenco como seña de identidad que es de Cádiz y por la relación que este arte ha tenido con las tierras transatlánticas, una influencia que, como se sabe, va más allá de los denominados cantes de ida y vuelta. Igualmente, la gerente del Consorcio para la efeméride, Mª Luisa García Juárez, ha expresado su intención de contar con el flamenco para la ocasión. Estamos, pues, ante una excelente oportunidad de dinamizar la expresión flamenca de la capital, de redefinir la esencia y características de los estilos gaditanos para que nunca se pierda su rastro ni se olvide su importancia en la configuración y desarrollo de ese arte. Con cuatro años por delante, este es, sin duda, un tren que no se debe dejar pasar. Para que no decaiga.
 Lunes, 8 de Octubre de 2007.  diario de Cádiz, Fermín Lobatón

Jesús Méndez abre con gran éxito el otoño flamenco de Tío José de Paula
JEREZ. La inauguración del ciclo 'Otoño Flamenco' de la peña Tío José de Paula, que se celebró días atrás en sus locales, constituyó todo un rotundo éxito tanto de público como la de la grata actuación que tuvo en esta apertura Jesús Méndez, en compañía de la guitarra de Domingo Rubichi. Fue un completo recital de cante con bastante responsabilidad, entrega, y con el mejor compás de la tierra. De principio nos regaló unas excelentes malagueñas con inclusión del clásico verdial, que fueron muy aplaudidas por parte del público, como en la interpretación de ese precioso estilo jerezano que a continuación nos brindó por soleá-bulería y en perfecta armonía con su guitarrista, el que de vez en cuando aportó para que se luciera el cantaor sus brillantes y ricas falsetas. Con unos fandangos de pura cosecha con el sello indiscutible de los Méndez y con un sentido cante del martinete, el protagonista de esta feliz noche flamenca cerró la primera parte del recital, al que volvieron luego los protagonistas tras un breve descanso y para entregarse de nuevo con los palos básicos del flamenco. Primero con el cante madre de la soleá, que arrancó muchos aplausos, como los que recibió luego al ejecutar el cante de las siguiriyas. La gran fiesta flamenca se armó al cierre de tan brillante espectáculo con bulerías de Jerez, donde el cante, el baile y la guitarra, fueron bien expresado por el propio cantaor y por las mujeres flamencas de Tío José de Paula, que ya prepara otra jornada del ciclo para lo noche del viernes 12 de octubre y donde se contará con la actuación del cantaor del Campo de Gibraltar 'Canela de San Roque' que estará acompañado por la guitarra de Periquín 'Niño Jero'.
Lunes, 8 de Octubre de 2007  A. NÚÑEZ

Cepero celebra con 'Abolengo' sus bodas de oro como artista
JEREZ. La bodega de González Byass fue ayer el escenario donde el guitarrista Paco Cepero, acompañado por el flamencólogo Enrique Montiel, presentó su nuevo disco titulado 'Abolengo', con el que celebra sus 'bodas de oro' con la guitarra. En el acto, el compositor reconoció que "este disco no es sólo Paco Cepero, sino de un grupo de personas como José Basto, que ha pintado el óleo que sirve de portada, la cantaora Elu de Jerez, que participa en el tema titulado 'Vendimia', o los guitarristas José Ignacio Franco y Miguel Salado, que también participan. El disco se ha grabado en los estudios 'La Bodega', de José Manuel García-Pelayo y situados en la calle Francos. Próximamente lo presentará en Sevilla, Madrid y Barcelona, pero Cepero ha querido que sea Jerez, su ciudad natal, el lugar donde primero hable de su nueva obra. Tras estas primeras palabras, Cepero le dio paso a Montiel "porque hablar de mí no me gusta. Prefiero estar en mi casa componiendo o en un teatro tocando antes que estar aquí escuchando cómo me echan flores. Espero que este disco sea la oportunidad de seguir trabajando y que Dios me de salud para seguir haciendo cosas". Enrique Montiel, que dijo admirar a Cepero "como persona y como artista", aseguró que 'Abolengo' "es uno de los mejores discos de la historia de la guitarra flamenca". En total son once temas: 'Plazuela' (bulería), 'Pueblo Blanco' (rondeña), 'Varadero' (rumba), 'Cruz Vieja' (soleá por bulerías), 'Capricho', dedicado a Chari, su mujer, 'Vendimia', 'Zapateado', 'Balada', 'Castillete minero' , una tarante que a Montiel "es el tema que más me gusta del disco" y 'Feria'. En opinión de Montiel, "no se puede estar más en gracia de Dios que Paco Cepero componiendo los once temas de 'Abolengo', sobre todo si la gracia de Diosno es la cualidad de la belleza, que es tradicionalmente con la verdad, el bien y la libertad, uno de los principales atributos del Altísimo". El flamencólogo aseguró asimismo que "en cada nueva audición del disco encuentro algo distinto, un acorde, un matiz, un sonido, un silencio, una voz... que me cautivan". Para Montiel, "los valles de este río, de este 'Abolengo' son de una delicadeza exquisita y los picos de una jerezanía inconfundible. La guitarra va tan suelta, el compás de amalgama va tan a rajatabla, en medio de esta música que nos embriaga, que seguimos sin encontrar las palabras, seguimos en la estela de lo que llamó San Juan de la Cruz "ese no sé qué que queda balbuciendo"... o sea, Cepero".
Sábado, 6 de Octubre de 2007. PILAR NIETO



La Perla de Cádiz ya tiene un busto en su honor en el paseo Vendaval
CÁDIZ. Antonia Gilabert Vargas (Cádiz,1925 - 1975), más conocida como La Perla de Cádiz, ya tiene un busto en su honor. Ayer se inauguró en el paseo del Vendaval el monumento dedicado a esta figura clave del flamenco en Cádiz. La Perla tuvo una estrecha relación desde niña con las familias de Rancapino y Camarón de la Isla y aunque no grabó una extensa discografía, dejó un valioso legado musical. El acto contó con la presencia de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y el teniente alcalde de Mantenimiento Urbano, Juan Antonio Guerrero
Sábado, 6 de Octubre de 2007.   REDACCIÓN

 

La Feria del Flamenco se integra en Womex para llegar al mercado internacional
SEVILLA. La séptima edición de la Feria Mundial del Flamenco se celebrará en el Palacio de Exposiciones y Congresos (Fibes) de Sevilla entre el 24 y el 28 de octubre, integrada en la Feria de Músicas del Mundo Womex para tratar de acceder al mercado internacional. Según explicaron la delegada municipal de Cultura, Isabel Montaño, y la directora de la Agencia Andaluza del Flamenco, Bibiana Aído, el principal objetivo de esta feria será la profesionalización del sector y, sobre todo, la promoción internacional de los artistas flamencos. El presidente de la Asociación Andaluza de Empresarios del Flamenco (ASAEF), Antonio Montoya, coincidió en que el principal reto de la feria en esta nueva etapa de coincidencia con Womex es “estar allá donde se compra y vende música en los mercados internacionales” y que Andalucía participe en la mayor medida posible de “la riqueza que genera este arte”. En la Feria Mundial del Flamenco estarán veinte empresas que representan a un total de 80 artistas flamencos, y todos expositores de la muestra se dedicarán exclusivamente a promoción de artistas. En Womex participarán además 2.500 delegados procedentes de algo más de cien países de todo el mundo, por lo que se pretende utilizar esa cita como escaparate para los artistas flamencos. Algunos de los artistas representados por las empresas que estarán en la feria son El Lebrijano, Aurora Vargas, Israel Galván y Miguel Poveda, entre muchos otros. Antonio Montoya destacó la importancia de esta feria para unas empresas que “son jóvenes en un negocio nuevo que además está en constante cambio”. En director de Fibes, Felipe Luis Maestro, aseguró que a los responsables de Womex les convino desde primer momento la coincidencia con la Feria Mundial del Flamenco, que dispondrá de una superficie de 130 metros cuadrados en esta edición y un presupuesto de 70.000 euros, de los cuales el 12 por ciento será cubierto por participantes y asistentes. Bibiana Aído insistió en el carácter comercial que cobrará la feria a partir de esta edición para “convertirla en una marca con la que asistir a otras ferias” de espectáculos de ámbito internacional.
Jueves, 4 de Octubre de 2007 (EFE)

Cristina Hoyos se suma al equipo de la ópera 'Carmen' dirigida por Carlos Saura
VALENCIA. La bailarina y coreógrafa Cristina Hoyos, directora del Ballet Flamenco de Andalucía, se ha incorporado a los ensayos de Carmen para encargarse de los movimientos coreográficos de la ópera de Bizet. El Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia inaugurará su segunda temporada el próximo 27 de octubre con esta coproducción con el Maggio Musicale Fiorentino que contará con Carlos Saura y Lorin Maazel en la dirección de escena y musical, respectivamente. La coreógrafa sevillana ya había trabajado previamente con Carlos Saura cuando pertenecía a la compañía del bailarín Antonio Gades, para la que actuó durante dos décadas. Además de la versión cinematográfica de Saura del personaje de Prosper Mérimée, Cristina Hoyos participó en otras dos películas del director oscense, Bodas de sangre y El amor brujo. El rol titular de Carmen será encarnado por la mezzosoprano rusa Julia Gertseva (Carmen), papel que ha cantado en la Scala de Milán recientemente. Junto a ella, un reparto de figuras como Carlos Álvarez, Anastasov o Alexia Voulgaridou, entre otras voces que participan en el proyecto. Para esta nueva lectura del clásico de Bizet, Saura cuenta en su equipo con José Luis López Linares, uno de los más reputados directores de fotografía del panorama cinematográfico español.
Miercoles, 3 de Octubre de 2007

"Todo lo que se pida para el flamenco es poco", afirma Pagés
MADRID. "Todo lo que se pida para la danza y para el flamenco es poco por la situación que tenemos", afirma la bailaora María Pagés, quien, por primera vez con su compañía, hace temporada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid con Sevilla. Tras su exitoso paso por El Cairo con Flamenco Republic y mientras prepara su estancia en noviembre en Nueva York invitada por Baryshnikov en su Arts Center, Pagés y su compañía estarán del 3 al 13 de este mes en el Teatro de la Zarzuela. "Un Ministerio de Cultura tiene que tener muy presente que el flamenco es el arte con el que más se nos identifica y el que más nos representa en el mundo, y por tanto, tiene que haber un plan o una dedicación especial, porque es genuinamente español", afirma la artista sevillana. Sobre el papel de la Administración, añade que "hay una necesidad clarísima. El flamenco es algo tan cotidiano que ni siquiera lo apreciamos, y eso es un grave error. Me consta que hay un interés por parte del ministro de Cultura, César Antonio Molina, de hacer algo en ese sentido. Confío que sea así; no pueden fallar en esta ocasión". Calificada como rompedora e innovadora -baila con música de Peter Gabriel o Tom Waits-, Pagés afirma que "tengo la enorme fortuna de ser una persona libre a la hora de crear. Si tengo una inspiración no me voy a dejar llevar nunca por un prejuicio establecido, que marque unas pautas de las que yo no participe en ese momento". "Soy flamenca y respeto y amo con pasión mis orígenes, pero el flamenco es un arte vivo y en continua evolución", añade
Lunes, 1 de Octubre de 2007. ALMUDENA GONZÁLEZ (EFE)

Presentación del cartel de otoño de la peña Tío José de Paula
JEREZ. La peña Tío José de Paula presentó el jueves el cartel de la XXIII edición de su "Otoño Flamenco", que se desarrollará los días 5, 12, 18 y 26 de octubre. Este ciclo se abre con la actuación del cantaor de la tierra Jesús Méndez, que estará acompañado por la guitarra de Domingo Rubichi. El día 12 será la actuación del veterano cantaor Alejandro Segovia "Canela de San Roque", acompañado por Periquín "Niño Jero". El día 18 habrá una actuación especial de Vicente Soto "Sordera" como Moraito. "Sordera" recogerá la insignia de oro de la entidad. Fernando de la Morena y Antonio Jero cierran el programa y el ciclo para hacerlo a lo grande y con el mejor sabor de la tierra en la noche del 26 de octubre. Los actos serán a las 22:30 horas
.ANTONIO NÚÑEZ

Un Jerez puro cierra el ciclo flamenco en La Asunción
JEREZ. María del Mar Moreno y su equipo llevaron con acierto la organización y dirección del ciclo o programa "De Jerez al Mundo", el que se ha venido desarrollado a través de cinco excelentes jornadas, fueran dedicadas al flamenco. Con El Grilo, Agujetas, Mayte Martín, Dorantes, y con ese agradable grupo de Manuela Carpio, se cumplieron con satisfacción los objetivos que se marcó la productora jerezana de Morenolé, la que el pasado jueves entregó un brillante cierre, a pesar de la lluvia, los truenos y los relámpagos, y el bello espectáculo de "Jerez Puro Esencia" que disfrutó una masiva afluencia de público. María del Mar Moreno, como figura del espectáculo, abrió la escena y la milenaria puerta del Cabildo Viejo con presencia, majestad y señorío para hacer, dentro de ese natural paisaje, una bella introducción que realizó junto al cantaor Antonio Malena como pareja artística, y con cantes y bailes por bulerías. Luego llegó una alegre e improvisada fiesta con el resto del grupo, en la que estuvo el Malena, Macarena Moneo, el Juanillorro, Isarael "El Cachorro", Diego de Margara, Santiago Moreno, Pascual de Lorca y los hermanos de la Tota, Luis y Ali y de nuevo con ese expresivo baile de La Moreno, que imprimió a la típica reunión de cabales la alegría de su baile con un elegante braceo y un brillante zapateado, que arrancó los buenos aplausos del público.  Juana la del Pipa, rígida y señorial como siempre, regaló unos aires de zambra con su personal estilo, con una venencia en la mano y teniendo como fondo ese histórico edificio jerezano. Luego, tras recoger los aplausos de su público, le dio paso al Malena para que interpretara con gusto el cante de caracoles, que realizó con el sello inconfundible de Chacón y los bailó la propia María del Mar Moreno, junto con las guitarras de Santiago y Pascual de Lorca. La Moreno remató muy bien el baile, supo darle juego a su mantón de Manila y recorrió el escenario de punta a punta para crear siempre bellas estampas flamencas, como así hizo el pasado jueves, en presencia de sus gentes.  Antonio Malena en solitario ofreció con la guitarra de nuevo de Santiago, el cante rítmico de las cantiñas y con piropos a los pueblos de la Bahía y Jerez, y dio paso seguidamente a la interpretación de una saeta, que realizó desde un hermoso balcón de la plaza de La Asunción la cantaora de San Miguel, Macarena Moneo, que es una gran especialista de este rezar cantando y que ella lo hace entregando el corazón y con el pensamiento puesto en la Virgen Madre. Le aplaudieron como al cante de las siguiriyas que a continuación se expuso sobre el escenario y en la voz de Antonio, que ejecutó con sentimiento y garra para entregárselo de lleno a la bailaora que aparece en el escenario vestida de negro y lo realizó con el embrujo de su baile y por ello recogió con cariño uno de los mejores aplausos de la noche. El espectáculo siguió entre relámpagos y truenos con una ronda de bulerías al golpe y con los nudillos golpeando sobre la tapa de una bota jerezana, donde se cantó y se bailó con el mejor sabor de Jerez y con el rico compás de Santiago y San Miguel, con Antonio Malena, Diego de Margara y con el baile de la Juana que remató ese simpático acto de improvisación flamenca. A la desesperada se unió a la grata fiesta el resto del grupo para dar como se pueda una vueltecita con gracia y con arte entre cante y baile por bulerías, y para poder cerrar el programa "De Jerez el al Mundo" en su última noche, que tuvo que acortarse por culpa de esa inesperada lluvia que acabó con el cuadro en su recta final, que recibió por parte del público los sinceros aplausos por su total entrega. ¡Enhorabuena a todos¡
FIESTAS DE OTOÑO,  A. NÚÑEZ

Sernita de Jerez, historia de un olvido,
JEREZ. No hay mayor crueldad que la indiferencia y el olvido, este aserto en el mundo de las artes es prácticamente una máxima que por desgracia se prodiga más de lo que pudiéramos pensar. Fruto de las envidias y las modas no pocos artistas han sido relegados al ostracismo y al más oscuro silencio: una pésima lectura de su obra, cierta falta de comprensión y valoraciones injustas en su momento han dilapidado excelentes carreras. Quizás el ejemplo más claro fue el de Juan Sebastián Bach, quién nos legó una obra de gran valor que durmió el sueño de los justos durante más de un siglo. Hoy gracias a Dios la obra del germano se ha convertido en objeto de culto y de lectura obligatoria en el mundo de la música en general. Si injusto fue en su día el olvido de tan insigne músico, canallesco ha sido el descuido que se ha tenido con la memoria de uno de los mejores cantaores que ha dado esta tierra, Manuel Fernández Moreno, Sernita de Jerez, "El Serna". Recientemente José Manuel Gaboa ha presentado su libro "Sernita de Jerez, ¡vamos a acordarnos! La memoria cabal de su casta", editado por Ediciones Carena, que ha recibido el galardón al mejor libro de flamenco en la última edición del Festival de Cantes de las Minas de La Unión. Prologado por Diego Carrasco y acompañado por un cedé con cantes inéditos reivindica la figura de este gran cantaor que nos dejó princi
piando la década de los setenta a la edad de cuarenta y nueve años. Intérprete completo, El Serna aún pervive en la memoria de muchos flamencos del "Arco", como mi madre, quien recuerda nítidamente a Manuel llamando a la puerta de su casa y pidiéndole el favor a mi abuela, María Suárez, para que la niña le acompañara, junto a otras, a una fiestecita para que sirvieran de cuerpo de baile, accediendo sin problemas porque sabía que Sernita era un gitano cabal y un señor. Apodado "El Carrizo", pronto sintió la necesidad de cantar profesionalmente, de particular voz, su timbre canoro no se ajustaba al modelo de la época, por entonces se estilaban otros "ecos", de hecho con él se cometió una tropelía durante años, según algunos "cantaba muy gachó". Tal aseveración no provenía por su metal de voz. El Serna fue uno de los cantaores más completos que ha dado la cantera jerezana, conocía todos los recursos que se requerían para un buen intérprete de "cante atrás" y era inmejorable en el "cante alante". Este libro viene a poner una pica en Flandes, que para eso es tierra de flamencos, y escarba en la memoria de un cantaor que sufrió el olvido más injustificado. En esta nueva entrega José Manuel Gamboa nos relata con mucho cariño los avatares de este gran intérprete del cante, nos sitúa en su genealogía y nos evoca su vida a través de no pocos recuerdos familiares, de los que seguro algún flamenco de Santiago habrá sido testigo directo. El libro establece un periplo que empieza en su infancia, el servicio militar y las fatigas que se pasaban en las ventas jerezanas para cantarle al señorito de turno. El dúo Susana y José fueron los artistas foráneos que confiaron en el buen quehacer del jerezano, con ellos vislumbró el porvenir en la capital de España. Asimismo, cuenta su participación en el concurso de Córdoba y evoca en el recuerdo a Aurelio, quién tenía al Sernita por un cantaor de su gusto. En "El Duende", uno de los grandes tablaos de la época centra gran parte de su vida. Un Madrid castizo y flamenco a la vez, llamará la atención de no pocos flamencos de Jerez, allí con él estuvieron Chocolate, Terremoto, Paco Cepero, Sordera, grande entre los grandes. Cantar para bailar proporcionó el sustento a una vasta familia. A lo largo del libro Luisa - su mujer- y sus hijos Curro y Mercedes desmenuzan con mucha emotividad el devenir de una familia que nunca renunció a sus raíces jerezanas: la calle Marqués de Cádiz y sus vecinos están muy presentes en su memoria. Ser uno de los cantaores de Antonio "El Bailarín" no sólo le sirvió para que le reconocieran en medio mundo, sino que, además, compartiera escenario con una de las grandes figuras del baile. ¡Muchos los llamados pero poco los escogidos! Hay a lo largo del libro cierto tono agridulce que se mueve entre la nostalgia y el reproche, un reproche del todo justificado porque ahora, casi cuarenta años después la figura del Manuel Fernández "Sernita de Jerez" se ha revalorizado y no precisamente por la gente de Jerez. Especial mención merece un apartado para los que dijeron y con el tiempo rectificaron. Puede que muchos no estén de acuerdo con los hechos relatados en este libro, pero..... es la única monografía del Serna, ahora vendrán las aportaciones, unos dirán que "yo tenía...", otros, que "comieron jongos con él" pero "El Cerna" como dice Diego Carrasco, ha sido el gran olvidado. Destacan las valoraciones de Angelita Gómez, Juan de la Plata, Paco Cepero y Luis Pérez, entre otros, y hay que recordar que Gamboa ha contado con la colaboración inestimable de José María Castaño y de J. M. Martín Barbadillo. Este libro, del que sólo he dado unos apuntes, invita al recuerdo y muy especialmente a la reflexión. Su lectura es fácil y sumamente cómoda, posee un buen número de fotografías y se acompaña de un cedé con cantes inéditos. Los flamencos y los amantes del buen cante están de enhorabuena, esperemos que éste no sea el único testimonio que evoque la memoria de Manuel Fernández Moreno, "Sernita de Jerez"
.MANUEL NARANJO LORETO

El eco elegante de Mayte Martín llega a La Asunción
JEREZ. Mayte Martín regresa a la ciudad apenas seis meses después de conquistar al público en la pasada edición del Festival de Jerez con un cálido y sugerente recital ofrecido en la bodega de Los Apóstoles de González Byass. En esta ocasión, la exquisita cantaora catalana se subirá al improvisado escenario de la plaza de La Asunción para protagonizar la segunda jornada del ciclo "De Jerez al mundo", dentro de las XVI Fiestas de Otoño y que fue inaugurado anoche por el baile total del jerezano Joaquín Grilo. De modo que, a partir de las nueve y media de esta noche, Mayte subirá a las tablas del céntrico enclave para regalar un recital de cante esencial (soleá, seguiriya, malagueña, bulería...) en el que una vez más volverá a mostrar sus sobradas facultades para el cante y el eco frágil y virtuoso de una voz tan poco típica como inigualable. Con todo, la organización del ciclo, Morenolé producciones y el Instituto de Cultura del Ayuntamiento de Jerez, no han confirmado quienes acompañarán sobre el escenario a la cantaora, que en anteriores ocasiones se ha hecho escoltar por las guitarras de Juán Ramón Caro y José Luis Montón; el violín de Olvido Lanza; y el contrabajo de Guillermo Prats. Asimismo, el ciclo continuará mañana, misma hora y mismo enclave, con la presencia de otro virtuoso del flamenco: el pianista lebrijano David Peña Dorantes, quien vendrá acompañado de su cuarteto. Al día siguiente, el miércoles, será el turno para el baile de la jerezana Manuela Carpio y una segunda mitad de flamenco en estado puro con Manuel Agujetas.
FIESTAS DE OTOÑO

El Grilo inicia hoy el ciclo "De Jerez al mundo" en La Asunción
JEREZ. Hoy, en la milenaria plaza de La Asunción y dentro de las "Fiestas de Otoño", se estrena el programa "De Jerez al mundo", que se desarrollará del 16 al 20 de septiembre. La primera edición de este ciclo se abre con el espectáculo "Grilo" y con Joaquín Grilo al frente, el que presentará para su público e incondicionales con un especial elenco artístico, que estará compuesto por los cantaores José Valencia, Carmen Grilo y José Antonio Núñez "El Pulga". En guitarras se cuenta con Juan Requena y Eugenio Iglesias. Con la percusión, Raúl Botella y como artista invitada, Manuela Ríos.  Con bellas estampas flamencas se presenta esta noche Grilo ante sus paisanos para realizar a lo largo de la noche su temperamental baile que ejecutará por tangos, siguiriyas, alegrías, soleá y esas bulerías de la tierra que le vio nacer allá por el año 1968. Desde entonces este artista ha tenido una carrera ejemplar a través de su magnifico y majestuoso baile, el que le ha llevado a conseguir importantes premios como el Nacional de Córdoba y recorrer mundo con total entrega y con el ofrecimiento de grandes espectáculos como ese más reciente "De noche", que obtuviera una excelente crítica y fue muy bien acogido por parte del público. Estos actos "De Jerez al mundo" se programan para las 21:30 horas con una entrada libre y gratuita, como los restantes espectáculos que se proyectan para mañana lunes, día 17, jornada en la que tendrá lugar la actuación de la cantaora catalana y de procedencia andaluza Mayte Martín. El martes actuará el lebrijano David Peña Dorantes como pianista, guitarrista y compositor. El miércoles 19 participará Manuel Agujetas y su cante rancio que vuelve a la Asunción como el respetado cuadro flamenco de la Carpio. Y el jueves día 20 se cierran estos actos con la grata compañía de María del Mar Moreno, que ha de entregar para el público y dentro de estas populares Fiestas de Otoño las esencias de su "Jerez Puro". REDACCIÓN  A. NÚÑEZ

"Flamenco en la Asunción" traerá a artistas de primer nivel
 JEREZ. La Bodega "Los Claustros", de Bodegas Domecq, acogió ayer la presentación de la programación relacionada con el flamenco de las XVI Fiestas de Otoño, ya en curso, y que se celebrarán hasta el próximo día 23 de septiembre. La delegada de Cultura y Fiestas, María Dolores Barroso, acompañada de María Eugenia Herrera como representante de Beam Global, firma patrocinadora de las fiestas, desgranaron el contenido de los distintos ciclos en presencia de los representantes de las organizaciones implicadas en la celebración de los distintos eventos. La delegada de Cultura y Fiestas se centró en primer lugar en los ciclos dedicados al flamenco de las Fiestas de Otoño. "Otoño en las peñas" comenzó el pasado día 7 de septiembre en la Peña "La Bulería" y finalizará el día 23 en la Peña "Alconchel". María Dolores Barroso agradeció la colaboración a la Federación Local de Peñas Flamencas de Jerez, "que ha realizado una vez más un esfuerzo importante para implicar a las entidades ubicadas en las barriadas y para ofrecer una programación de calidad". En cuanto al ciclo "Flamenco en la Asunción", que se desarrollará entre el 16 y el 20 de septiembre, bajo el subtítulo de "Jerez al mundo", la delegada anunció la actuación de importante artistas como Joaquín Grilo, Mayte Martín, Dorantes, Manuela Carpio, Agujeta y la Compañía de María del Mar Moreno.
REDACCIÓN

Una gran fiesta flamenca en homenaje a José Vargas "El Mono"
JEREZ. Algo más de 3.000 mil personas pasarían por taquilla para ser testigo de la Fiesta de la Bulería, que se celebró el pasado sábado en la plaza de toros de Jerez, dedicada con cariño al desaparecido cantaor de Santiago José Vargas "El Mono", el que a través de una amplia fotografía sobre el fondo del escenario presidiera tan feliz acontecimiento. El espectáculo, que tuvo casi ocho horas aproximadas de duración, fue para muchos un programa largo y con innecesarias lagunas, las que se observarían en cada una de las intervenciones de los diferentes artistas ya que la presencia de un regidor de escenas se echaría de menos en el desarrollo de esta nueva edición de la fiesta. Manolo Doña como inductor y presentador del acto y tras unas palabras de recuerdo que tuviera hacia la figura y obra del artista que se homenajeaba, daría paso al cuadro flamenco de la peña de Tío José de Paula que estaría compuesto por Ángel Vargas, Salvaora de Rebeco, Joaquín y Abraham "El Zambo", Eva de Rubichi, Juani y Victoria, Carlos Peña y con el grupo de excelentes mujeres que ofrecieran con elegancia las auténticas bulerías de Jerez con el sello de Santiago entre cante y baile con el mejor compás de la tierra y acompañadas que estuvieran por la guitarra de José Ignacio Franco y que recibieran por parte del público muchos aplausos. Ezequiel Benítez, acompañado a la guitarra por Amir Haddao, en percusión y palmas por Manolete, Israel Carpio, Antonio de Rosario y Ana Domínguez que ejerciera su baile, realizó alegrías, trilla, fandangos, seguiriyas y unas bulerías que escogiera para rematar su buena actuación y se sintiera agradecido por la buena acogida que le tributara sus paisanos y saliera airoso de su cometido. El cantaor chiclanero Antonio Reyes con la guitarra del Higuero, las palmas de Diego Montoya y Perico de la Chana, dedicó al pueblo jerezano el cante de la soleá y otros variados estilos como tientos, siguiriyas y bulerías, donde hiciera además y dentro de ese mismo apartado una agradable pincelada de buen baile y que corriera a cargo de su compañera Patricia Valdés, recibiendo por ello los sinceros aplausos del público. Vicente Soto en maestro y arropado por la guitarra de Manuel Valencia, cerraba la primera parte de la fiesta jerezana en homenaje al Vargas y al Rubichi, escogiendo de su extenso y variado repertorio los cantes de Jerez entre la clásica soleá y la soleá bulería, para seguir luego interpretando con estilo y forma unos fandangos valientes y unas bulerías con tendencia santiaguera y que contara con la ayuda en palmas de José Manuel, Enrique y la del popular Boo, que de vez en cuando sabe entregar con una graciosas "pataitas" de arte. Un prolongado descanso daría paso al baile que fuera realizado por la jerezana Mercedes Ruiz, premio de la Bienal de Sevilla, del nacional de Córdoba y del Festival de Jerez entre otros, siendo su actuación completa y respaldada por los cantes de David Lagos, Jesús Méndez, "El Londro" y Antonio Campos, que junto con las guitarras de Santiago Lara y Javier Ibáñez y la percusión de Perico Navarro, hiciera las delicias del público al ofrecer con elegancia y maestría esos bailes de martinete, soleá y bulerías, para poner una vez más al público de pie y para darle paso de nuevo al cante que en esta ocasión estaría representado por Manuel Moneo con la guitarra de su nieto "El Barullito" y acompañado por Macarena Moneo, El Barullo y Rocío Moneo, que también sabe apuntar con calidad los aires flamencos de su Plazuela. Manuel puso como siempre el corazón y su sabiduría flamenca a pesar de su cruel resfriado y tener la voz rosada en su garganta privilegiada, donde se vaciara el cantaor con cantes por soleá, siguiriyas, fandangos y bulerías, las que rematara a oscuras debido a una avería de un regenerador eléctrico y dentro de una incidencia, la que aprovechara el público que ocupara las gradas e hiciera unos "pinitos" por bulerías y que fuera muy bien aceptado por el público en general como una anécdota más de esta singular fiesta jerezana. Aurora Vargas con Diego Amaya a la guitarra, con el "Eléctrico" y Rafael Junquera en palmas, recuperaría lo que debiera ser una fiesta por bulerías y dentro de esos palos del flamenco que identifica a Jerez en su mejor ambiente. Cantes por tangos, bulerías y otros nos lo regala esta cantaora de compás y que recibiera uno de los mejores aplausos de la noche. Miguel Flores "El Capullo" con la guitarra de Manolito Jero con la percusión y palmas de Jesús Flores y los hermanos de la Tora, Luis y Ali, deleitaba una vez más a su parroquia flamenca con su peculiar estilo y se alzara en triunfador de esta fiesta de la bulería y en homenaje a José Vargas "El Mono".
10/09/2007 02:53 ANTONIO NÚÑEZ

El programa "Otoño Flamenco en las Peñas" comienza mañana en "La Bulería"
La Federación Local de Peñas Flamencas, que preside Francisco Orellana Flores, acaba de cerrar con acuerdo de su junta directiva el programa del "Otoño Flamenco en las Peñas" que se llevará a cabo durante el mes de septiembre en sus entidades asociadas. Mañana viernes arrancará el capítulo de actuaciones en la peña "La Bulería", en su sede de la Calle Empedrada nº 20, con la actuación del grupo flamenco "A mi aire y a mi forma" bajo la dirección artística de "La Chiqui de Jerez". El domingo será la segunda jornada de este ciclo. En el Centro de Adultos de la calle Vicario entregará un recital de cante Diego Agujetas con la guitarra de Alberto San Miguel. Además se contará con el cuadro de la Peña "El Garbanzo". El martes día 11, la Peña "La Zúa", en sus locales de la calle Albadalejo de la Barriada de Barbadillo, ofrecerá a Antonio Peña "El Tolo" y al cuadro flamenco de la Academia de Manuela Carpio. En la peña "El Pescaero", el jueves día 13 en sede de la Avenida de Arcos, se ofrecerá un recital de cante del titular de la entidad, Antonio Lazo "El Pescaero". Habrá un cuadro flamenco que estará dirigido por la bailaora Carmen Herrera.
El buen cante de Fernando Terremoto, con la guitarra de Manuel Valencia, estará bien expuesto el viernes 14 de septiembre en esa entidad a la de da título su padre, Terremoto, y, además, en la calle que lleva su nombre y que está ubicada en el pago de San José.
Cante y fiesta habrá una vez más en la peña "Tío José de Paula" de la calle de la Merced nº 13, donde en la noche del sábado 15 actuará la gran familia de los Vargas con Ángel, Mibe, Rocío y María Vargas junto con la guitarra flamenca de Domingo Rubichi.
El día 21, "Los Cernícalos" abrirá sus puertas de la calle Sancho Vizcaíno nº 25 para recibir en primer lugar el cante de Luis Moneo con la guitarra de su hijo Juan Manuel sí como a un cuadro flamenco que estará dirigido por Domingo Rubichi. Por su parte, el "Centro Flamenco Don Antonio Chacón" ofrecerá el sábado 22 en sus locales de la calle Salas nº 2, un interesante recital de cante que correrá a cargo del veterano cantaor de Santiago Luis "El Zambo", que estará acompañado por la guitarra de Antonio Higuero.
El programa del "Otoño Flamenco en las Peñas" se cerrará el día 23 de septiembre en la "Tertulia Flamenca Pepe Alconchel", en la calle Castaño nº 2 del Pago de San José, donde su titular realizará un recital de cante con la guitarra de Miguel Chamizo. Actuará el cuadro flamenco de Yessica Brea. Todos los actos darán comienzo a las 22,30 horas, excepto el recital del día 7 de septiembre que comenzará a las 23 horas. La entrada será libre y gratuita.
Jueves, 6 de Septiembre de 2007. ANTONIO NÚÑEZ

Puerto Real celebra un certamen de livianas
JEREZ. La peña flamenca de Canalejas de Puerto Real celebrará el próximo sábado día 25, en la plaza de Rafael Alberti, una nueva edición del Festival Flamenco de la Liviana, donde participará como artista invitada la veterana cantaora Juana la del Pipa, acompañada por la guitarra de Pascual de Lorca. Junto a ella estarán los dos ganadores del concurso de cante por livianas que fue celebrado recientemente en esta sociedad flamenca puertorealeña: Agustín Jiménez, que actuó en la modalidad de adultos, y Rocío Fantoba, que intervino en el apartado para los menores de 21 años. En el baile actuarán Tere Andreu y Juan Fernández, arropados por su cuadro flamenco, y como cantaora en solitario estará Tayla Marín con la guitarra de Adriano Lozano.
ANTONIO NÚÑEZ




Alma 100
,
una revista que sigue fiel para todos aquellos aficionados
interesados a seguir el flamenco, cauce de comunicación para todos
los que ha tocado este hermoso arte. Revista gratuita mensual, que
por gentileza de Alma 100, reciben todos sus colaboradores, amigos
y conocidos, donde encontramos su revolución más actual y antigua
de este mundo artístico, todo lo mejor relacionado con nuestro flamenco.
Muestro su primer número uno, del mes de Marzo del 1999, y su último del 2007.

 

 

 

                pagina siguiente>>>

archivos | A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L |

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar